ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Cobre un puente y una valla.

Siempre a favor de los días

nunca de garras que atrasan

la alegría de la paz

con los cuatro instantes públicos

vuela en la azúcar de siempre

dormidos en paz y vencen.

Y habla una noche y se calla

cuatro días bien contados

en la torre de la paz

dado en calma en trecho al sol

de la realidad liga

entre la paz de la lluvia.

Puede tu mano la paz

voladora y residente

devolver la paz al frente

totalmente merecida

como el aire y los celestes

de la paz y sus graneros.

Lagartija de la palma

del genero adelantado

con paz recién alumbrada

clara es la palabra escrita

no es una llama apagada

la paz de la paz en paz.

José Pómez

http://pomez.netcobre-un-puente-y-una-valla


Deja un comentario

Retahíla hecha sistemática

Retahíla hecha sistemática

de los lunes saludables

ahora es posible debido

a la estructura aclarada

aunque estas hojas heladas

en la paciencia oportuna

están poco calculadas.

 

En una fase inspirada

no se gasta en el área

avanza temprana y sola

hasta la oportunidad

descubierta en el ejemplo

como un rasgo revelado

destacado en la conducta.

 

Ya se han hecho los primeros

distintivos despejados

totalmente funcionales

motivados por los rasgos

sometido al mismo enfoque

resumido en el hallazgo

y algo así es la consecuencia.

 

Del designado al futuro

en esta nueva revisión

se proporciona y se gira

y el designado se aplica

hasta el momento en papel

las anatómicas victorias

del científico objetivo.

 

José Pómez

http://pomez.netretahila-hecha-sistematica


Deja un comentario

Delante de todo aquello

Delante de todo aquello

y del pasado inmediato

siempre estuvo preparado

y existe un recto camino

suceda lo que suceda

en el instante tramado

sin perjuicio en la pereza.

 

Este resplandor novísimo

que se destraba en lo oscuro

meta del metabolismo

y del recato impreciso

bien puede arañar lo quieto

la hermosura y la pradera

del cojinete sembrada.

 

Rizo como desde tu alma

lo verdadero y no falso

despierto con las personas

por líquidas y desprendidas

totalmente interesantes

confundibles e ignifugas

sin pretender risa y sal.

 

Sí así es el desorbitado

más diferente y ese raro

que recuerde tus rebajas

descansado y candidato

tan irrepetiblemente

e incansable sobre el vacío

y desde la nada ingrávida.

 

Sale el alarido mudo

condicionando en intento

a las espontáneas gratas

y a los pozos detenidos

desentrenado en espera

entre miles presentido

ceño equivocado en grado.

 

José Pómez

http://pomez.netdelante-de-todo-aquello


Deja un comentario

La incertidumbre persiste

La incertidumbre persiste

siempre te puedo escribir

soy tu yo inventado en nada

yo nunca yo acompañado

destino tu populoso

edén a medio caminar

audible desde tu vida

la más espiritual

que el cálido pensamiento

que un solo instante aparece

probablemente alejado.

Por la brisa en el invierno

que comienza desprendido

porque al conseguir perderlo

siempre te dudaré del arte

mi abandono es muerte a medias

mis palabras son tus obras

mi alma es todo y en tu cuerpo

mi sueño el tuyo repleto

mi sentido es tu sentido

mi ausencia sobra en la tuya

mi estado es de tu regreso.

Mi camino de tu alerta

es una humareda que habla

de algunos besos legales

de algunos inicios tristes

de algunas miradas cuerdas

que plasman esa exposición

la vida que te persigue

donde existen los saludos

en el apartado Europa

al sí decirle de acuerdo

con dos columnas vestidas.

Al sí quedar redoblado

conversando con tambores

al sí parar toda crítica

a la estimada alentada

y hacedora de los dulces

de nieve dubitativa

valga este resplandor corto

a modo de una bengala

cuasi olvidada en la caja

que al decir hola es alegre

como esa mi alba en Montilla.

 

José Pómez

http://pomez.netla-incertidumbre-persiste

 


Deja un comentario

Una tarde de espejo con el perfil sellado,

Una tarde de espejo con el perfil sellado,

ora claro el espíritu del agua y del calor,

ora pétalos de invierno permanecen contados,

ora serenidad ante el instante vencido,

ora el valle de llanura breve llega al centro,

ora el cocodrilo que se niega en lo que queda,

o la pincelada que une sin ese comercio,

ora el viento hacer lo real preparando el margen,

o la brida que enfría la incógnita como una torre,

ora presencia de sus fondos de ola y justicia,

ora frente húmeda después de la prensa atenta,

ora cuadrado de arena retenida en niebla,

ora el ámbito que quita la experiencia escribe,

ora su –sí– semblante sólo en kilométrica causa,

ora el acuerdo que se fija en sombra ofrecido,

ora nada más su alma perfecta bellísima,

y saber dónde está el sueño por el que ahora te hablo.

 

José Pómezuna-tarde-de-espejo-con-el-perfil-sellado

http://pomez.net

 


1 comentario

Eres la más curiosa

Eres la más curiosa

preguntando mi nombre

sí yo no sé y tú siempre

sabes cómo decirlo.

La mirada afilada

que imagina finales

entre forma muy fluida

como así te encantaba.

No es lo que yo conozco

ni apropiado al contexto

en la candidez nace

la elocuencia descrita.

Como se escucha gusta

y ordena las ideas

de más de mil maneras

y todas son iguales.

Como le plazca y pueda

ser más interesante

para quien bien lo escucha

sin esa consecuencia.

Comprometiendo el ritmo

te comunicas bien

y cautivas la audiencia

sí eres muy elocuente.

 

José Pómez

http://pomez.neteres-la-mas-curiosa


1 comentario

Muy cercano

Muy cercano

Ya muy cercano, Emmanuel,
hoy te presiente Israel,
que en triste exilio vive ahora
y redención de ti implora.

Ven ya, del cielo resplandor,
Sabiduría del Señor,
pues con tu luz, que el mundo ansía,
nos llegará nueva alegría.

Llegando estás, Dios y Señor,
del Sinaí legislador,
que la ley santa promulgaste
y tu poder allí mostraste.

Ven, vara santa de Jesé,
contigo el pueblo a lo que fue
volver espera, pues aún gime
bajo el cruel yugo que lo oprime.

Ven, llave de David, que al fin
el cielo abriste al hombre ruin
que hoy puede andar, libre su vía,
con la esperanza del gran día.

Aurora tú eres que, al nacer,
nos trae nuevo amanecer,
y, con tu luz, viva esperanza
el corazón del hombre alcanza.

Rey de la gloria, tu poder
al enemigo ha de vencer,
y, al ayudar nuestra flaqueza,
se manifiesta tu grandeza.
Amén.

P. Javier Leozmuy-cercano