ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

La plaza de los sueños.

La plaza de los sueños donde estuvimos juntos.

En el dilema inerte de la vega sensata
con aproximaciones diarias y recurrentes
te ofrezco cuanto tengo y renuevo el imposible
sí que puedes hacerlo encontrarme es muy sencillo.
Te escribo aquí de nuevo donde puedas leerlo
y nadie más lo lea para qué lo querrían
no existen los deseos donde no existe el tiempo
quizá ya se cumplieron al citarte en el verso.

 

 

 

José Pómez
http://pomez.netLa plaza de los sueños.

Anuncios


Deja un comentario

Razonante.

Razonante.
En el máximo estribo incesante y consentido
y en el urgente roble algo así como las piedras
venden la ceremonia lúcida y apagada
adormilada y junta y quizás ineludible
con un nuevo estofado sabroso en colorado
protegido del fuego y desterrando amarillo
al estilo casero más peculiar y extraño
se libra por la danza empedrada y por no verte
descubierta en campiña ese lugar de las cosas
como cumbres pagadas con fotos invisibles
de prólogos en vano dando esa sensación
al barrer hojas secas unidas por el viento
de explicitas censuras en alforjas abiertas.

Y un calabozo nuevo describe una columna,
una semana falta y, sigues como esperándolo,
esperando un tornado que no puede llegar
sosegado hasta suelo veloz donde se espanta,
tan contenta y sonriente y observando lo rápido
con que me das razón con gesto de tus manos,
y afirmas los destellos conmigo intercambiados
en el sur de los pesos y esto sí es verdadero,
cercanos a tu ser todo es nada en la noche
con la edad destemplada de habitantes esquivos
en el perfecto aguaje de celulosa verde,
ya es después y bien tarde, se presiente el puchero,
ya comienza la espera en la cocina y cochera.

José Pómez
http://pomez.net

Razonante


Deja un comentario

Compréndelo y recita carcajada ignorada

Compréndelo y recita carcajada ignorada

pro palmera y castaña pro carril de evidencia

al unísono ampliado se desvive la rima

en libre conjuntado cuando interviene el verso

al filo de membrana y cuando se reconstruye

diferente energía, la lectura responde

con crecidas de ríos y con equilibristas

certezas revisadas y, pensar que despierta

curiosidad dormida que supera en misterio

a la burbuja en llamas equidistante al globo

la pirámide helada que por muy adornada

y redonda reluzca en el más perfecto negro

rotulado en mayúsculas no hay que olvidar nunca

que está escrita por mí con una be de burro.

 

 

 

José Pómez

http://pomez.netCompréndelo y recita carcajada ignorada

 

 


Deja un comentario

Componerlo es posible no duerme ni lo ocupa

Componerlo es posible no duerme ni lo ocupa

para recoge y vete sabes reír inténtalo

con sentir se consigue solitaria del alma

no olvides ni un segundo que ella todo lo puede.

Aprender que se empieza en la importancia pequeña

de agrandar las caricias involuntarias todas

al perímetro breve realojando el sitio

al sentimiento clave de gaza desgarrada.

 

De mañana adorada parlanchina extrañada

conversada en sonidos fuiste eres y serás

el astro que no es pesa que no es cinta ni es borde.

Y después de las prisas poderosa y alegre

tan cercana en los vientos que siguen esperando

no fueron los defectos vanos amaneceres.

 

Y faltó poco un poco trabajaban muy rápido

veinte yemas nerviosas y después la certeza

maravillosa en todo tan próxima e impropia.

Será fácil de verlo que absorbe los colores

y no olvida a ninguno será probablemente

muy sencillo de abrir no está unido ni es muy fuerte.

 

José Pómez

http://pomez.netComponerlo es posible no duerme ni lo ocupa


Deja un comentario

Te encuentro bien y sin aspiraciones

Te encuentro bien y sin aspiraciones

ideando en el conjunto lisonja

un invierno y el fin de los sembrados.

Estás donde te gusta y sin saber

como se encuentra el llano más probable

siempre junto a la parte distraída

del formulario inerte entre los lirios.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Te encuentro bien y sin aspiraciones


Deja un comentario

Vivir recuerdo

Vivir recuerdo

es facilísimo

eres mi meta

también mi blanco

tan competente

y buena rosa

más de mil veces

oída en canto

delicioso y bello

como una imagen

enarbolada.

 

De una cuchara

de flores blancas

parten las calles

todas que quieren

venir a verte

y te saludan

guitarra y día

el campo escrito

más misterioso

de las estrellas

que te sostienen.

 

Toda brillante

luz de lucero

algo de lluvia

y algo celeste

esa cultura

que no decansa

ni en la vendimia

de cabecera

ni en el susurro

hondo de Sol

de los comienzos.

 

José Pómez

 


Deja un comentario

Preciosa tamborada

parte de los recodos

de la tienda salada

partiendo amaneceres

que miran el reparto.

La causa que no llega

al marfil de manera

helada e inequívoca

y de las consecuencias

ojeando las leyes.

Vive indudablemente

en la rienda sonora

de la suelta sin furia

mentada y pasajera

en el aire imantado.

Sonajero inaudito

de ambos sentidos dejan

apartada la escala

en la batalla ritmo

y en la gracia la grieta.

Preciosa tamborada

parte de los recodos

de la tienda salada

partiendo amaneceres

que miran el reparto.

La causa que no llega

al marfil de manera

helada e inequívoca

y de las consecuencias

ojeando las leyes.

Vive indudablemente

en la rienda sonora

de la suelta sin furia

mentada y pasajera

en el aire imantado.

Sonajero inaudito

de ambos sentidos dejan

apartada la escala

en la batalla ritmo

y en la gracia la grieta.

José Pómez

José Pómez