ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

En un gran país de luz y de sentimientos

En un gran país de luz y de sentimientos

un albornoz se seca afuera bajo la luna

y una nube pequeña germinada y exhausta

que trata de evitarlo sin comprender la suma

de las nuevas granadas entre tantas estrellas

apenas lo consigue es vana su tenue sombra

la calor de la noche y un ritual sorprendente

de revolución hueca y oleaje de estand

van secando la trama azulada de cerezos

con la ayuda de cientos de vientos sedientos

con ese color pozo descuellan los helechos

y a la vastedad suben con la melancolía

acercando la mata e imitando esmeraldas

mientras te hablo de amor la paz se va soñando.

José PómezEn un gran país de luz y de sentimientos

http://pomez.net


1 comentario

Prensado entusiasmado del veintiuno.

Prensado entusiasmado del veintiuno.

Ocurre si te gusta que te escriba

se llena tu cabeza con mis cosas

más aburridas desde mi ignorancia

y se quedan pendientes de tu esencia

habitada y formada al compartir.

En ese justo punto considera

la alta combinación descrita y breve

quizá como yo lo veo y lo siento

ha ocurrido a veces frente a un muro

proclamando aquí estoy en pensamientos.

Cerca inimaginable del entonces

no resuelto que empieza biblioteca

consciente de los ritmos que no hicieron

las multitudes del encuentro urgente

la indicación que prueba una mitad.

José PómezPrensado entusiasmado del veintiuno

http://pomez.net


1 comentario

Altos entre actos todos cercados

Altos entre actos todos cercados

itinerantes flecos de alforjas

alegres e infinitos –por cierto–

se van apresurando los pétalos

adueñándose de los deseos

y dibujo despacio al calor

manchando con agua ausencia helada

toda una obra dorada conoce

la herramienta y la mano en la puerta

como una playa el beso y el mar.

Dame el desprendimiento y el prado

desliza y calma intensa alegría

lleva el tenue clamor cincelado

y compagina angustia en la lava

con la cálida mano del cielo

recorriendo la linde marcada

sin las sombras borradas desciende

el rubí y la morada al final

ondulado de la fantasía

en la piedra vendida del sueño.

Escritos permanentes dibujan

sonrisas donde estoy siendo un lienzo

blanqueado en el sosiego y en la calma

de ensueño y de paisaje en la gruta

de la esperanza ronda la mora

plena del marfil y del valiente

enfrentado y desnudo desprende

el trébol presuroso de estrella

totalmente cedido al empeño

majestuoso del nuevo murmullo.

José PómezAltos entre actos todos cercados

http://pomez.net


1 comentario

La próxima vez que te vayas lejos

La próxima vez que te vayas lejos
olvídate de mi y no me recuerdes,
escapa de la piel presupuestada
desliza los abrazos a los pozos,
despréndete de las altas miradas
y de quererme tanto a la primera,
huye de los mosquitos de memoria
para encontrar silencio en la partida.

Sí unas letras se van partiendo en trozos
y la mediocridad aquí conmigo,
destruye compartiendo con tus huidas
la esfera separada por la mano,
y pronuncia tu nombre retenido
en la noche de calma del destino,
afirmando cintura y aferrando
el más esquivo olvido primerizo.

José PómezLa próxima vez que te vayas lejos
http://pomez.net


1 comentario

El Efímero abrazo de dos olas

El Efímero abrazo de dos olas

desune conocidas anhelantes

al repique enlazado de las cepas,

como hilo fidelísimo al momento

y se presiente el cruce de la entrega

en el tiempo naranja de la diestra.

El pestañeo nulo injustifica

los recuerdo eternos destellados

en los suspiros dulces y fugaces,

cuando se permanece así contigo

sin cansancio ni pena el corazón

despierta amando el triste y el más alegre.

Regresan las baladas y delfines

de ese río salado y más buenísimo

de los sueños de anoche como tú,

y como yo en la mar que te pensaba

izando las dos velas sobre el mundo

con esa claridad de tu mirada.

José PómezEl Efímero abrazo de dos olas

http://pomez.net

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 493 seguidores