ECIBERLAN

Poemas

3 pensamientos en “Poemas

  1. Un mensaje que me sorprendió…

    Crónicas cubanas

    Hace algunos días, en medio del proceso de análisis y elaboración de una de mis Crónicas Cubanas sobre la realidad del momento en que vivimos, recibí un mensaje en el que se me invitaba a participar en un singular homenaje póstumo a quien fuera en vida uno de los puentes entre las culturas de nuestro país y de España que muchos por aquí la sentimos como la Madre Patria.

    Su procedencia fue de parte de la familia Ortiz Amuriza del músico español de origen vizcaíno y cubano en sus sentimientos y quehacer musical, Imanol Ortiz Amuriza, fallecido en un lamentable accidente en La Habana, Cuba, el año pasado, cuyos restos y cenizas realizaron un inédito viaje de ida y vuelta entre los espacios geográficos de Cuba y España. Algo fuera de la común; aunque en el caso del músico del Latin Jazz Inmanol Ortiz en virtud de su voluntad expresa, quiso que sus cenizas reposaran definitivamente compartidas en dos partes, una en su España natal y la otra, sembrada para siempre en los fondos marinos de la barrera coralina de los mares del sur junto a playa Girón en su adoptiva y sentimental tierra cubana. Su última voluntad devino un acto de amor por Cuba en donde desplegó una obra de solidaridad y de fusión entre la cultura hispánica y caribeña, que marcó significativamente su vida.

    Debo confesar que si bien durante algunos años me he desempeñado estrechamente vinculado a la cultura literaria y artística, espacios en donde incluso cumplí con determinadas responsabilidades docentes, gubernamentales y editoriales, no he sido en cambio una persona cercana al mundo del Latin Jazz ni de la percusión, solo un simple amante de la música cubana, en donde Inmanol Ortiz desenvolvió sus afanes como compositor, músico y promotor cultural. Por eso me sorprendió ese mensaje que expresaba: “Lamentablemente debo comunicarles que el pasado año falleció en un accidente el Sr. Imanol, músico español… y que de alguna manera mantuvo contacto con ustedes pues sus direcciones de correo aparecen en sus contactos.” A pesar de la intriga inicial, no me preocupó indagar la causa que mi correo de prensa estuviera en su lista de contactos. Lo importante es que estaba y que el aludido mensaje me puso en contacto con una hermosa experiencia de sentimientos de amor hacia las improntas hispánicas y sincréticas que conforman a la cultura cubana, así como por sus dos patrias forjadas en el crisol donde se mezclan etnias, culturas y raíces para dar origen a una cultura y una identidad mestiza y común.

    Esas razones convierten de hecho y de sentimientos a Inmanol Ortiz en un compatriota y un hermano de una misma patria, una misma cultura y unos mismos afanes de amor por la vida y por la humanidad. Además para mí el conocimiento de su trágica muerte fue impactante, porque en los años 70 del siglo pasado, yo viví una experiencia similar a la de sus padres, por causa de la muerte de cáncer de un pequeño hijo mío, que nunca he podido olvidar ni consolarme definitivamente.

    Comprendí a profundidad los sentimientos paternos y maternos, y decidí no faltar al homenaje póstumo de su memoria y obra, de quien por cierto ha sido un destacado músico del Latin Jazz y muy en especial de la percusión cubana, que en nuestra tierra aprendió de legendarios maestros cubanos en el evento Percuba de 1960, así como en los años 90 y 91 de los virtuosos Tata Güines y Changuito renombrados músicos populares de fama internacional. Sus empeños culturales y musicales fueron muchos y estuvo siempre muy relacionado con artistas cubanos de gran prestigio como son Pío Leyva, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y otros más que haría muy extenso relacionarlos uno a uno. Su obra más sentida es el grupo musical Somos Amigos del cual fuera su fundador y líder hasta el fin de sus días, así como la creación de una discografía producida, dirigida y/o interpretada por él que quedará por siempre como un aporte importante a la música cubana que es inmortal.

    En estas circunstancias, recordé que cuando impartía clases en el desaparecido Instituto de Estudios Bíblicos y Teológicos de La Habana, con motivo de la inauguración en nuestra Capital de una exposición itinerante del gran pintor inmortal Francisco de Goya, pregunté a mis alumnos ¿Goya es de Cuba o de España? Ellos me respondieron coincidentemente que de España, a lo que yo les repliqué que Goya es tanto de España como de Cuba, porque en su época compartíamos una misma frontera y, además, éramos y somos parte de una misma cultura con raíces comunes que nunca se podrán borrar. Entre Cuba y España, la historia ha tejido lazos con dolores, amarguras e identidades compartidas que no son posibles obviarlos. José Martí, el Apóstol de Cuba, nunca negó su ascendencia española y toda su lucha por nuestra independencia la forjó sin sentimientos de odios ni rencores, afirmando públicamente que su Madre era canaria y su Padre valenciano, así como que su “Guerra necesaria” no era contra España ni contra los españoles, sino contra un mal gobierno de España.

    Inmanol Ortiz es una de esas personas símbolos de la unión en los ancestros y la cultura compartida. Sus cenizas y muy principalmente el recuerdo de su obra musical y de amor por Cuba quedarán por siempre entre nosotros más allá de los avatares y las contingencias cotidianas.

    El homenaje póstumo de su familia, amigos y colegas, recorrió por su música, sus conceptos expresados en algunos videos y grabaciones, su afición por los fondos submarinos cubanos en donde ha quedado sembrado para siempre; y el recuerdo de todos los que con él trabajaron y lucharon, que no lo olvidarán nunca. Para cerrar su hermano más pequeño, en nombre de la familia, de sus amigos y de sus compañeros de muchos años, culminó aquel emotivo acto de amor, música y conceptos con una frase que nos impresionó a muchos: ¡Gracias por ser tú! Así lo viví, así lo sentí y así lo expreso.

  2. Buceando en tu sitio, con el propósito de agradecer el mensaje que dejaste, mi apreciado amigo y poeta, con motivo de la publicación de mi poema “Fugitiva” en el sitio de Carlos Lemberg, te felicito porque tiene desprendimientos en distintos temas de literatura, todos de excelente calidad, llamativos y qué…poemas…Todos bellísimos…
    También felicito la inclusión de “Un pensamiento en poemas” de F. Sautié Mederos…
    Con admiración, respeto y mucho cariño.Córdoba, Argentina.

  3. ¡¡Hola José!! A la poesía hay que dedicarle siempre un poco de tiempo, es precioso escuchar sus rimas. ¡Feliz velada! :-))

Un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s