ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Mañana no es un día

Mañana no es un día

que puedas escribir

prueba hazlo y ya verás

ay lo difícil que es

el adivinarlo hoy

y solo con tus manos

qué pasará mañana.

Te explico cómo se hace

desde hace muchos siglos

por tedio y por abrevio

la letra repetida

se unió con un sobrero

y así el sonido queda

diseñado con maña.

Si buscas un mañana

atrapa la letra eñe

llévala de la mano

allá donde tú vayas

ponla junto al cariño

de los valdepeñeros

y dentro de los sueños.

Verás con extrañeza

en cuanto amar le enseñes

lo bien que desempeña

todos sus cometidos

aun desgreñado acierta

instante que reseña

señero de las horas.

Y no temas jamás

la importancia el tesón

el leño suspendido

la cepa que pergeña

amando de verdad

y no temas y aprecia

su empequeñecimiento.

José Pómez

http://pomez.net

Anuncios


Deja un comentario

Florecen las raíces y levantan los suelos

Florecen las raíces y levantan los suelos

clarísimos de risas y el día designado

con firmeza de espíritu queda dibujado

el cuerpo de una clave con un par de pomelos.

Los dejados que avanzan deslumbrando a la sombra

de las plantillas breves rápidas y despiertas

tararean las prisas las nubes boquiabiertas

intentando encontrarse en el lugar que lo nombra.

 

La soltura más cierta que encanta y que procura

esa frescura tierna que descansa en las formas

y escucha de tus labios el diamante aumentado.

La lumbre de los siglos su belleza aventura

que es simple y no se escapa la verdad de las hormas

desde que se comienza a esperar lo esperado.

 

 

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

Pirámide endeblita al cobijo geométrico

Pirámide endeblita al cobijo geométrico
que injerta entre las piedras la esperanza besada
soporta todo el peso al aire y al descubierto
penden luminiscentes perales que completan
billar de coliflores tres verdades cilíndricas
que el pavimento aumenta al clamor de margarita
con regreso al estudio en la hilera de eslabones.
José Pómez
http://pomez.net


Deja un comentario

El superego bebe de la frasca

El superego bebe de la frasca

rema a contracorriente un día y otro

continúa agua abajo contra la gresca

del pantano y el lago y noria y potro.

Lo que puede ser claro acaba siendo

claro como el oficio repetido

del discreto pasaje componiendo

la lucha y la fatiga en lo vivido.

 

No es un invento nuevo o sorprendente

por el contrario avisa a remolinos

algunos de café con leche ardiente

en dos amanecidas tirachinos.

Y en las puesta de sol también llamadas

pisadas en sembrado troglodita

anuncia sin reparo a carcajadas

convencimiento de ágata infinita.

 

 

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

Con la que viene empieza el equipaje

Con la que viene empieza el equipaje

el instante imborrable está contigo

la frontera servida de las alas

ese octavo incipiente en curva alambre

es el eje variable de tu vida.

El equilibrio alarga tu presencia

mas las piezas restantes retrocedan

quizá acertadamente entre tus manos

pero siempre será mejor seguir

hasta que llegue aurora de las aguas.

¡Ya menguarás y alegre bien lo sabes!

reunidas con las críticas costumbres

en el centro impregnado de las sombras

crecerás como un árbol soleado

rodeado de prisa innecesaria.

La cadena enlazada a la dulzura

una tarde sensata y educada

de trabajo naranja sobresale

entre alguna maleta conocida

una en la cual está escrito tu nombre.

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

Expresa Blancanieves sentidos con sorpresas

Expresa Blancanieves sentidos con sorpresas

resuelve los saludos después de los diez años,

ando como levitan las cosechas de acera

a través de los tiempos te admiran y te extrañan,

delante por supuesto de la actividad franca

lenteja de tarjeta y esa cálida lluvia.

Guadalquivir repleto con las computadoras

jetonas en el modo comadre sin problemas

dejaron sin valija la solución plenaria.

 

Con impregnados besos de aceite y mal recuerdo

símica aclaratoria donde falta otro buque,

bolos sin consonantes confluyen en el muro

de interferir que incluye en la ceja y la novela,

media jornada compra una nueva ocupación

ríos y toboganes que habitan el respiro.

Y el breve se confunde imagina finaliza

con la seguridad de la paz y la alegría

ocio desmelenado entre disculpas inválidas.

 

Miento si no lo digo si lo encontramos todos

lamentable el lamento hallado entre ese desvío,

la harmonía veloz desaparece en el aire

existente en ensanche silencioso que triunfa,

entre algunas hermosas conclusiones finales

las filigranas distan las unas de las otras.

Formas interrumpidas se desacoplan cuando

tradicionales versos reciben la melaza

la mezcla de las cuatro y menciona el pensamiento.

 

 

José http://Pomez.net