ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Contigo me preparo siempre para la vida

Contigo me preparo siempre para la vida

caminas por delante y el mundo va detrás

mientras tanto razonas todas las excepciones

y entregas el exceso y falta del caminante

dado a orilla del viento en centro de universo.

 

No conozco aún esa isla que te prepararé

cuando decida el lado de todos los suspiros

esa meta soñada tan próxima y reunida

al pasado sentido en aquellos mis recuerdos

sentimos las caricias eso es un hecho claro.

 

¿Porqué será el abrazo el gesto que te ilumina?

Tal vez la llave sea orquídea de latidos

y sentada a mi lado consigas el silencio

que descansa y devuelve la entrega de otra vida

al concepto y la esencia que define el provecho.

 

Me conmueven tus lágrimas también tus suspiros

de entrega desmedida que vienes enseñando

con tu docta cordura y humilde sencillez

en paralelo avanza el regalo que se explica

como todo mi mundo generado en tus olas.

 

José PómezContigo me preparo siempre para la vida


Deja un comentario

Desinterés ubicado.

Desinterés ubicado.

 

Incluso a través de llamas

es muy tierno lo importante

por lo menos no se pierde

lo cierto y considerado

el huracán despreciado

y el terremoto prensado.

 

Reconstruyendo solapa

tres millones de personas

contra el sentido cuidado

viven las inundaciones

similares a los truenos

tal como ocurre anualmente.

 

Y nunca nadie se entera

de tierra que se desliza

y consume todo el cause

de una ciudad olvidada

en su mayor parte avena

constantemente mordida.

 

Con delito ingobernable

en el río del dinero

los optimistas son siempre

insignificantes porque

la avena hablará sobre ellos

generalmente muy tarde.

 

José Pómez

Desinterés ubicado.

fotografía de Martin Harvey


Deja un comentario

Cosas que precedieron al momento

Cosas que precedieron al momento

insertadas en calma sobre el tiempo

realmente contadas a mal ritmo.

Lo que no quiere hacer es lo que no hace

se especifica y narra lo de fuera

como si fuese apoyo y referente.

Una hoja gobernada por sí sola

tan educada miente puede hacerlo

sin las habilidades desde un golpe.

 

Bien personificado entre cruzar

el medio detenido y desconfiado

con la historia de fondo que se trama.

Mas justa es la respuesta entretenida

no es probable interés y preocupa

contado si se añade tu argumento.

Como conversación de un espectáculo

es bueno dejar fuera lo aburrido

aquí quedo a la espera yo el primero.

 

Por moderno y tedioso el conflictivo

torso de los pasajes sin acciones

sin imaginación en los caminos.

¿Cuánto aspecto incluir a favor de crítica

importante al llegar el agua al límite

si en extremo está escrito el infinito?

 

José Pómez

 

Cosas que precedieron al momento


Deja un comentario

La ocasión en un trazo atado

La ocasión en un trazo atado

de repente en los planos flecos

pareciendo el enclave urdido

en la presencia que confirma

principal volatera escrita

sin cambiar el deseo al cambio

se confirma posible espanto.

 

¿Incómodo impoluto estado?

¿Agua helada consigna hinchable?

¿Las lechuzas negadas paran?

¿Esos errores para esquinas?

¿O lo finalizaron tarde?

¿Solución desvelada al cruce?

¿Un clamor de repita y tela?

 

Comprando los retales de agua

exuberantes las andadas

deben contarse a un refuerzo

de acero y de sentido estanco

y predeterminando en todo

la tierra de los cielos vistos

aventada en constante estrado.

 

¿Quién querría adquirir allí

un euro ochenta y siete céntimos

de río joven y sin miedo?

¿Quién se halla sin encontrarse

en el suelo corriendo el mismo

número de zancadas vueltas

de una linde afilada y cálida?

 

José Pómez

La ocasión en un trazo atado


Deja un comentario

¡Cuánta alegría anida

¡Cuánta alegría anida

producir un sarmiento

en descarados campos

de sol fortalecidos

sobresaliendo al fondo

tu sentimiento blanco;

el cerro fragmentado

con las aguas heladas

y estos senderos donde

focos están vestidos

de secano esmerado!

¡Qué alegría y que alegre

tu estela! Queda al sol

y es posible imposible

donde han puesto la calma

luego vino alegría

y una noche despierta

–afirmando el estilo–

proclamando el encuentro

en los propios manojos

al invertir instante;

A la brisa alterada

de los huecos profundos

y totalmente alerta

pero muy silencioso.

De una lenta oleada

que era la alternativa

queda como el sustento

del lebrillo zanjado

con esas sombras buenas

que se ajustan en tablas

y se apagan en mesas

de la bondad dorada

que distingue minúsculo

maldito uro cegado.

 

José Pómez

¡Cuánta alegría anida
 


Deja un comentario

Es inconfundible

Es inconfundible

la enredadera usa

camino a la luna

el carro solar

soñado y pintado

por pintora jefa.

Visión creadora

decididamente

acorazonada

y amante del mundo

según confiesa ella

a pesar de todo.

 

José Pómez

Es inconfundible

Obra de: Lola Ferreruela