ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Hiperenlaces

Hiperenlaces

Como algunas verdades de la vida

se dejan olvidadas las auroras

como un respiradero aletargado

acompaña la siembra de las letras;

Miento si digo que no te recuerdo

la hermosa y más famosa de los tiempos

pero está claro que no te conozco

sin solución quedó la primavera

con los colores rápidos del verso

vive la poesía junto a tu alma

toda escrita y te cambia itinerario

de las conversaciones del meñique.

Conforma tanto el dígito mentado

como una golondrina los inviernos

de las flexiones y sobre sus hojas

retenidas por las preocupaciones,

no obstante si acontece la enseñanza

del ejemplo es pariente de la forma

del que a modo de prueba maravilla

las pupilas gastadas de las rosas.

Va continuando con esos silencios

de días imborrables perfectísimos

entre lo comprendido y lo no enviado

en la importancia de la piedra chica;

La proximidad cuesta inexistente

es la serenidad aventajada

motivadora flor desfavorable

breve material de la exactitud.

Y una más preocupada de signos

no conoce en mi valle las menciones

del destino atrapada claramente

en el influjo de la cortesía.

José Pómez

http://pomez.net

Anuncios


Deja un comentario

Manco mas no es efímero al desdén ni a la plaga

Manco mas no es efímero al desdén ni a la plaga

que desgasta tomiza deshilachada en mena,

débil como el corpiño redoblado de pena

en el hielo caliente se apaga y se sufraga.

Cuando el norte volado desvaría y divaga

de nuevo se repite el esfuerzo en la barrena,

perpetua y destemplada sin nada en la almacena

se gasta en lo medido y no todo se propaga.

 

En la frialdad sensata de los helechos pobres

quizá tres resistencias empleadas a fondo

conforten pensamientos de las aguas salobres,

y entre botes de plata quede un bloque redondo

la  malla desatada para que no zozobres

totalmente exquisito entre engañoso trasfondo.

 

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

La seriedad del acuerdo

totalmente natural

el brazo desde la mano

describe lo ineludible

se impone a decir lo mismo

ocultando los cuadrados

se inventan los sentimientos

cuando se percibe el viento

en el espacio maniático.

 

De la palabra obediente

o en el papel olvidado

de la gereral belleza

vivificante del alma

en la conocida mano

de los principios alerta

lo que acontece y escucha

como un silbido ligero

de la aurora mensajera.

 

Y se alejaba abrazando

y cuando tiembla este mundo

de anónimas celosías

le devuelve los finales

desgastados de los ríos

así como el heroísmo

del dulzor apalabrado

donde se origina esfuerzo

y voluntad es la clave.

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

Imperturbable entre la trayectoria

y desintegración constante de ella

por tenue cuanto más tibia destella

se impregnaba constante en la oratoria

de esa horrible partícula notoria

ceñida por su tallo era evidente

que transportaba un ascua incandescente

en la hilera asomaba sus raíces

y quería episodios sin matices

la flor acelerada coincidente.

José Pómez


Deja un comentario

Sí que importa, al compartir

Sí que importa, al compartir

la indiferencia se aleja,

a los confines más raros,

a las metas sin finales,

y al saldo mismo del día.

Algo más que entusiasmada

la dueña de golondrina

sincronizada, me escribe

sin saber que yo la quiero,

que jamás deje de hacerlo.

Muy bien, no puede haber queja,

escuchando se reparan

las hojas de los naranjos,

recubiertas de pintura

dejan su huella de estrella.

La imaginación responde

a cada instante de nuevo:

sorprendida y más alegre,

correteando detrás

de esas pompas de jabón,

hasta descansar en ti.

José Pómez

http://pomez.net


Deja un comentario

A la una las estelas en el cielo

A la una las estelas en el cielo

confluyen con el soporte ordenado,

y en repertorio pleno equivalente

de los remates contra el provecho huelga

juntar azote y acuerdo en garata

inquieta de pradera soleada

que en la ingravidez zanja la renuncia,

solventa los inicios, y endereza

el nivel de las aguas reparadas;

O en el columpio lienzo de las nubes

determinan la rueda rutinaria.

José Pómez

http://pomez.netA la una las estelas en el cielo


Deja un comentario

El juramento romo e incontable

El juramento romo e incontable

del rabadán injusto que recuerda

las horas descargadas de atención;

mediante el contenido inexistente

del arco y de la piedra condiciona

hecho absolutamente libre y vivo;

mediante la elegancia trabajada

en arcilla visual fundamental

de la nueva traición; donde quizá

las raíces ahorran todo el tiempo.

José Pómez

http://pomez.net