ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

El Sol no sale

El Sol no sale

por esa que es tu izquierda

perfecta y rara.

Ni va y se pone

por la derecha acuerda

un recorrido.

El Sol lo trae

por la derecha un gallo

desgañitado.

Y se lo lleva

por esa izquierda un burro

insatisfecho.

En la ternura

los ramos se apresuran

con los que gritan.

Y en la innombrable

se lentifican nubes

entre los pechos.

Esta mecánica

de los brazos cruzados

se inmortaliza.

Y esta mecánica

si miramos al Sur

puede invertirse.

José Pómez

http://pomez.net

El Sol no sale

Anuncios


Deja un comentario

Cuando se escapa el texto

Cuando se escapa el texto

se escuchan los consejos

de los vientos lustrosos

y en la arena explicados

queda el lobo informado.

Y cigueñas citadas

con visibilidad

del centeno admirado

e invisible en factura

cercada en la mascota.

La espera emocionada

de esos escalofríos

de arboledas unidas

en nuevas harineras

y al tiempo venidero.

De las amanecidas

intratables a veces

la espiral del lucero

en el medio opulento

de la libre belleza.

Se imparte en el después

presentido y tocado

en el pequeño trozo

donde se está diciendo

escúchame en esa hora.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Cuando se escapa el texto


Deja un comentario

Con el grifo cerrado

Con el grifo cerrado

y bebiendo agua

están los dos gorriones

cuando se observan.

 

Tienen ese tu encanto

remolona en los aires

y piensas mientras tanto

para que fluya el aire.

En todo lo que unamos

prodigio y defensora

en la estancia que estamos

queridísima aurora.

La de las luces suaves

sí fue como regir

como tú tan bien sabes

siempre hace falta abrir.

Al lado de fontanas

que apenas son contadas

ese par de ventanas

opuestas y enfrentadas.

 

José Pómez

http://pomez.net

Con el grifo cerrado


Deja un comentario

Pocas actividades hay tan entretenidas

Pocas actividades hay tan entretenidas

como escribir poemas requiere de dos dudas

reflexibles no impuestas en la lógica extraña

la idea que insinúa soldadura imposible

disminuye el problema hasta trenzarlo más grande

y discrepar en todo lo conocido y hecho.

 

Contar y vender versos debe estar prohibido

que llegan de improviso y exigiendo soltura

la fantástica y blanca totalmente anulada

es la brecha volante de las mil circunstancias

del explorador válido vivo y universal

empezando de nuevo el antiguo desafío.

 

De romper con las piedras otras piedras pesadas

alguna ennegrecida por el fuego del miedo

y a los golpes sonoros se decide pasar

al compensado ensayo donde todos escuchan

los inciertos vaivenes de rescoldos y objetos

en disgustos escritos que jamás se reponen.

 

La distribución justa no examina instrumento

y desgraciadamente ni escucha ni se para

y en las columnas algo de periferia exacta

apenas sin adornos versos alineados

incorporando ajuste de la dama inspectora

algo así como risas de un ejemplo y distintas.

 

No queda tiempo ni lo hay para ella ni un momento

la poesía se olvida más que los consejos

se complica en la nube y se agrietan esas rimas

de imaginar distinto en los visores y acentos

romboides y grisáceos los telegrafiados

enlazando la nota con la fuente citada.

 

José Pómez

http://pomez.net

Pocas actividades hay tan entretenidas


Deja un comentario

Se desploma la pamela

Se desploma la pamela

al lado por un detalle

de acuarela sugerido

con ternura de la calle.

El ámbito desmedido

legítimo y aclarado

sobre un pedazo de roca

se conoce adormilado.

Y el conocido libera

el vuelo y la campanilla

consuela con un instante

a la insensata letrilla.

 

Como hilando los descuentos

virtuosos medio amañados

mudando en fatalidades

los acasos arañados.

Los cuatro ángeles se encuentran

en el destino del verso

de la sonrisa orillada

cuando regresan los besos.

Indecisos implacables

soplidos de aroma amargo

impersonales de angustia

en medio de asedio largo.

 

Un sinvivir esmerado

embriagador convertible

de hora en hora y diferente

lentísimo y abatible.

La fantasía dimite

en siete mundos y medio

se le comprende flacucha

agarrotada en el tedio.

Que entre la figura ociosa

donde impera el desconcierto

se camuflan florituras

en medio de algún acierto.

 

Esa intrepidez que lucha

en las ambigüedades

se desliza con la fuerza

de las sencillas verdades.

Una caricia de enjambre

péndula la gracia breve

aligerando los sueños

si el luminoso se atreve.

Sombra oscura de contorno

elegante chimenea

linda modesta y segunda

que conmigo se cartea.

 

Se acabaron las personas

en los rincones de barcas

se aprovechan los adornos

destrenzando las comarcas.

Pequeñito y sin mollete

en vehículo y molesta

se adjunta con el rechazo

principalmente la orquesta.

Luminosa y más temprana

tú ya lo sabes amiga

que la nieve va al abismo

y para el pan es la espiga.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Se desploma la pamela


Deja un comentario

Hoy he besado el cielo

Hoy he besado el cielo

recordando el lugar

donde me dieron vida

como a ti linda aurora.

Y ya existe otro espíritu

totalmente perfecto

engarzado en la luz

y enraizado con tu alma

físicamente al lado

y entre seres humanos

que suelen dar la vida.

Perduran sus cuidados

y los sigues sintiendo

aunque ya haya partido

y te deje en la vida.

Que tú también regalas

con esa brizna al mundo

dedicado por tantos

y al suspiro imperfecto

físicamente al lado

y entre seres humanos

que suelen dar la vida.

Todo el juego es injusto

no forma parte en nada

de ningún raro síndrome

la amarás mientras vivas

físicamente al lado

y entre seres humanos

que suelen dar la vida.

José Pómez

http://pomez.net

Hoy he besado el cielo