ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

De ángel custodio

De ángel custodio

hasta todos los santos

un mes completo

 

 

José Pomez

http://pomez.net

 

Anuncios


Deja un comentario

Con pocos enemigos desde el instante mismo

Con pocos enemigos desde el instante mismo

del imposible juicio y el pensamiento fluye

como el mentado líquido de viejos ejemplos

entrelazados picos pedernales y aceros

animales de fuego y unas piedras sencillas.

Latidos enhebrados al revés de esperanza

se escriben en las nubes los que no se publican

en papeles mojados medidos y pesados

y en el interminable puntero del sonido

ajustado en carencia e imprescindible a veces.

No todo es parte doble entrecortado con viento

pocas muy pocas solo con el caso atrasado

de finales tesoros enlazados de nuevo

con los encadenados exteriores y puros

afectados de infierno y más desaprovechados.

En la percepción única de confusión neutra

no existe ahí el abeto de efecto dominante

que aprovecha el dolor para negar los ausentes

lo mejor del consejo descontrol arbitrario

para no decir nada los unos y los otros.

 

José Pómez

http://pomez.net

Con pocos enemigos desde el instante mismo


Deja un comentario

Cautivadoras

Cautivadoras

Pasó de largo
el pequeño paisaje
indivisible

Sin esas prisas
superado y nocturno
y por sí mismo

Más exigente
enfocando el momento
de esta manera

Recolectores
dondequieras que mires
de la experiencia

Y finalmente
sorprendentes trabajos
cautivadoras

Van superando
desafíos primarios
de exhibición

Es ese número
ni una más ni una menos
justo y exacto.

 

José Pómez
http://pomez.net

Cautivadoras


Deja un comentario

Con los adicionales

Restaurando el deber
en totales y ciertos
de las mil decisiones,
el rescate y la búsqueda
abierta a los encuentros
actualiza la grava,
y queda y no lo cuento
la respuesta nublada
arreglando la noche.

Con los adicionales
la eficacia que lucha
acapara el amor,
retoma los presentes
y emplaza a la primera
al evento instaurado,
la bondad prioritaria
proporciona la vida
seguramente existe,
todo un campo de pómez
esperando visitas
y el espíritu a salvo.

 

José Pómez
http://pomez.netCon los adicionales


Deja un comentario

No, no es muy agraciado y su rostro que es de piedra,

No, no es muy agraciado y su rostro que es de piedra,

se queda así parado e inmóvil en la trama,

no decide ni entabla persistentes avisos,

oídos en las ramblas donde el verso ocupado,

en datos inservibles reclama más cordura,

cordilleras y telas reiteran con un círculo,

el reemplazo ampliado francamente efectivo.

 

Ahora te lo cuento defendiendo bigotes,

alentadores todos correlación en pecho,

de errores reparables, su voz innecesaria,

resultaba un gruñido, gratuito incomprensible,

con la alta dificultad de llegar hasta el cero,

y aunque aurora ya tenga un supuesto diferente,

la espiral del final puede agarrarse en las ramas.

 

José Pómez

http://pomez.net

No, no es muy agraciado y su rostro que es de piedra,

 

 


Deja un comentario

Mucho antes se desvela la inolvidable amiga

Mucho antes se desvela la inolvidable amiga

especialmente amiga entre veloces anhelos,

en todo lo que falta pone las medias noches

al principio difícil entrecortado y lila.

La aspiración del hilo antiguo desde la música

al empezar la paz pregunta escrita en Lisboa,

fue innecesaria al ojo ni al umbral de los muebles

para decir prodigios cristalinos y vivos.

 

Los caricias de letras alejadas y dulces

no necesitan truenos en el entendimiento,

medio silos mantillos –mucho antes– capas todas

simétricas operan la parte redactora.

Del blanco y del sonido totalmente alejado

del patio y del enjambre prodigioso y perenne,

saludable en el jardín en parque a cuadraditos

y en el yoyó de aurora aplaude enredado el Sol.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Mucho antes se desvela la inolvidable amiga