ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Otra vez las montañas se quedaron desnudas

Otra vez las montañas se quedaron desnudas
señalando el pasado redondo y sus fragmentos,
en los matices trampas sus aristas agudas
rompen la partitura de los buenos momentos.

Otra vez las montañas se quedaron desnudas
rueda la redondez al trazado de los vientos,
y se transforman todas hermosamente rudas
libres de los nublados que apagan los portentos.

La loma enfurecida se frustra y se serena,
se marcha con la nieve inestable y apagada
rememorando fuga y tributo al contraluz.

Se desvanece el tiempo en la ladera lavada
en la estructura del preludio que terraplena
sin saber nada de la paz y ni de su luz.

José Pómez
http://pomez.net


Deja un comentario

Lardero Abril, en paz. Así se llega y alguna

Lardero Abril, en paz. Así se llega y alguna
vez hasta en autobús para regresar a pie,
el silencio se baja y la música que inquieta
es cerámica ovoide en la alerta acristalada.

En el bosque las hojas de la tarde regresan,
despiertan los ponientes la senda iluminada,
rosa de piedra, luna de pozo frente al banco,
blando, sonido, mano, vergel, enjaretado.

Rostro esa fresa alada arde en reposo agitado;
donde los cantos laten con la guitarra esclava,
donde sin valle vive las horas de los siglos,
en todas y cada una de sus amanecidas.

Cesta de tierra brota en varadero horizonte,
repique mitad fuga, mitad encuentro alado,
con la destreza antigua, con toda su alegría,
sube a la paz a verla y todavía la quiere.

José Pómez
http://pomez.net

Lardero Abril, en paz.


Deja un comentario

El ratón y la leche frita de las canteras

El ratón y la leche frita de las canteras
como el mayor temor de toda mujer delgada
puede unificar sueños, quizá la primavera
se una con la emoción de unas manos enlazadas.

Picoteando puede asomar la cocinera
mostrando agua de nubes en gotas y en la gala
descendiendo a la carrera una y otra ladera
so inocente enseñando como avanzan las alas.

Puede tan generosa entonar esas canciones
que lleva el alma juntas como racimos blancos
y cuelgan brisas con inquietudes de ratones.

Sobre los muchos todo el silencio se hace estanco
con el jazmín difícil y el lugar adecuado
la paz que ves deshoja risueña el arbolado.

José Pómez
http://pomez.net
El ratón