ECIBERLAN

Poemas


1 comentario

A Mirta Aguire, que Dios la tenga en su Gloria.

A Mirta Aguire, que Dios la tenga en su Gloria.

Sí, lloran los delfines,
los he visto llorar
caballito de mar,
caballito sin crines;
y en esta tierra seca
no habita el colibrí
que sabe a ajonjolí
y a sirena que peca.

La sal dulce: esa espada
es el brocal que pierdes,
si en los corales verdes
no nace la granada;
la concordia convierte
sin llevarse al jinete
del penúltimo siete,
en el más fiel sirviente.

José Pómez
http://pomez.net

A Mirta Aguirre

Anuncios