ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Pocas actividades hay tan entretenidas

Pocas actividades hay tan entretenidas

como escribir poemas requiere de dos dudas

reflexibles no impuestas en la lógica extraña

la idea que insinúa soldadura imposible

disminuye el problema hasta trenzarlo más grande

y discrepar en todo lo conocido y hecho.

 

Contar y vender versos debe estar prohibido

que llegan de improviso y exigiendo soltura

la fantástica y blanca totalmente anulada

es la brecha volante de las mil circunstancias

del explorador válido vivo y universal

empezando de nuevo el antiguo desafío.

 

De romper con las piedras otras piedras pesadas

alguna ennegrecida por el fuego del miedo

y a los golpes sonoros se decide pasar

al compensado ensayo donde todos escuchan

los inciertos vaivenes de rescoldos y objetos

en disgustos escritos que jamás se reponen.

 

La distribución justa no examina instrumento

y desgraciadamente ni escucha ni se para

y en las columnas algo de periferia exacta

apenas sin adornos versos alineados

incorporando ajuste de la dama inspectora

algo así como risas de un ejemplo y distintas.

 

No queda tiempo ni lo hay para ella ni un momento

la poesía se olvida más que los consejos

se complica en la nube y se agrietan esas rimas

de imaginar distinto en los visores y acentos

romboides y grisáceos los telegrafiados

enlazando la nota con la fuente citada.

 

José Pómez

http://pomez.net

Pocas actividades hay tan entretenidas

Anuncios