ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Con rectitud perfecta obedecieron

Con rectitud perfecta obedecieron

el hecho simple afecta a los sentidos

en el vértice gris de la esperanza

me ilumina el camino del lenguaje.

De los vientos sentados que agregaron

el insignificante borrador

pasajero de un himno centenario

de una impoluta mesa de ribera.

 

De la tabla estallada los corrientes

méritos empleados del efecto

incomprendido aflora ahora débil

con el paso del tiempo portentosa.

La voz jamás callada de los coros

que nunca grita la proclamará

de esta situación nueva la compuesta

palabra el noray más bello del mundo.

José Pómez

http://pomez.net

 

Con rectitud perfecta obedecieron

Anuncios


Deja un comentario

Yo sí sé que fuiste alguien, lo recuerdo,

Yo sí sé que fuiste alguien, lo recuerdo,

sí y alguien como el alba sin la sombra,

como solucionando laberintos

de universo y de capas en campiña

y sigo recordándote al segundo.

No hace falta intentarlo estás ahí,

esta serena calma es obra tuya,

algunas impresiones transitadas

encuentran días y las condiciones

impregnadas de tu luz tamizada.

 

Principio de ventana observadora,

solución imposible y verdadera,

la apertura cerrada del encuentro

y el velo de las aguas favorable

para templar los tiempos y sus seres.

Y yo que te recuerdo amando siempre,

no olvido ni un momento que lo fuiste,

lo eres y lo serás perfectamente

si lo dudas un solo instante míralas

la certeza la llevas en tus manos.

 

José Pómez

http://pomez.netYo sí sé que fuiste alguien, lo recuerdo,


Deja un comentario

Advertido impulsado no descansa la tierra

Advertido impulsado no descansa la tierra

con la letra amarilla se evita lo que ocurre

la falsedad escucha los avances reunidos

derrama sobre el nudo la semilla invencible

y acepta la provincia celebrada y unida.

 

El reducto aumentó compartiendo los sueños

valorando al amigo del preclaro prestigio

el de los hechos ciertos y a la vez demostrados

inunda los recortes con las aportaciones

cuando amanece aprende linde horizonte y monte.

 

José Pómez

http://pomez.net

Advertido impulsado no descansa la tierra


Deja un comentario

Arrozales enérgicos miran la importancia

Arrozales enérgicos miran la importancia

exagerada y próspera en todo este planeta

vallado en la postura marcada de evidencia

y de frutos prensados en drásticos jardines

la escena inmejorable de toda nuestra historia.

 

Compiten los pasados con las frescas promesas

hechizadas al bronce y aplaudidas al máximo

se aprovechan esfuerzos de conductor y grada

concluye no se opone y se entrena esa caricia

algo modernizada en apoyo de cintura.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Arrozales enérgicos miran la importancia


Deja un comentario

Retrasada en la bolsa blanca del ornamento

Retrasada en la bolsa blanca del ornamento

distinguida aparece en la corriente la esencia

cotidiana imposible el término y el enigma

alargando la mezcla se concede el vocablo

desconvocado el verso soldado con el tiempo.

 

Del corto entendimiento la breve muestra exótica

adecuada a los pomos por insignificante

el resplandor que implica el genio y el gran abismo

en lo diario rutila el elemento aplicado

según desea el modo y el uso inapropiado.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Retrasada en la bolsa


Deja un comentario

Una prueba no urgente de lectura.

 

Quizá alguien reconozca esa hoja enorme en el aire,

que distinga en la sombra árbol al que pertenece.

Puede incluso observando por la ventana el mundo;

Preguntar si la tengo cuando acabas de verla.

Aquí debo decirte lo que allí ya te dije,

no es ninguna otra cosa y de ese árbol tengo dos.

Pero tú solamente podrás decirme escrito,

–ni lo intentes siquiera mirándome a los ojos–

lo que a la otra hoja mucho más pequeña le hacía.

Y bien pudiera darte idea a modo de pista,

decirte que a tu lado esa hoja que se partía,

con ese gesto anclado a las únicas mitades,

te decía te quiero y tú tan solo me enviabas

muchas estrellas nuevas y sin ver ningún libro

acumulando espera diaria ya es para siempre,

traídos desde allí están aquí y hasta en el cielo,

ese mi arbusto verde que tú también lo tienes

e ignorarás la especie y es por el bien de todos.

 

José Pómez

http://Pomez.net

UNA PRUEBA NO URGENTE DE LECTURA


Deja un comentario

Grumo de sal.

Grumo de sal.

Asalta espejo

repiensa lo que quieras

de los herrajes

que ir y tener conducen

y al mismo sitio ofenden.

Pobre desvelo

por mucho que lo intente

el par no vuelve

y es gracioso en el modo

negando la evidencia.

José Pómez

http://pomez.net

Grumo de sal.