ECIBERLAN

Poemas


Deja un comentario

Sustancialmente

Sustancialmente

la existencia aumenta

con la calor.

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Sustancialmente

Anuncios


Deja un comentario

Querido amigo Benito ella no se marchó

por culpa tuya, tú le diste siempre tu amor

fue ella la que no supo conservarlo entre su alma

engreída que estaba con ese culto absurdo

contrario a las pequeñas carretas de costumbre.

Era la limosnera y no se entregaba nunca

no sabía entregar –y todavía no sabe

desconoce que tiene el alma y esas caricias–

ni su alma ni su amor que de ella no sale nada

solo la angustia fija de conseguir sus metas.

Sí, se marcho buscando un espejismo inmaduro

el anuncio incompleto y la cuenta de la tarde

despeinada de noche era mas bella por fuera

que por el interior fatal y mal gestionado

era imprecisa, breve y jamás te valoraba.

Ella no se marchó por no tener atenciones

ni por no amar al Sur –donde informado hoy por ti

florecen los claveles– sino que esa su diana

se estaba resituando entre otros palos tan huecos

como sí misma corta de recorrido y lenta.

Se marchó con colores suaves porque eres bueno

se marchó mareada con la fuerza implacable

de tu ilusión de ley más firme y constante es clave,

se marchó despegada y zanjada en el florero

sin derretir cursivas atmósferas inertes.

Ella sin ti será bolsillo roto del miedo,

otra piedra olvidada por todo caminante,

la intocable masilla de cumbre reclinada

el intangible clima que sobrepasa asiento

y la calle perdida donde nadie da encuentro.

Ella sin ti jamás anunciará la alegría

ni encontrará la brisa ni la mar ni su sal;

podrá comprender tarde que en su aroma a salitre

cuando a la orilla llegue que te quiere y te añora

y comprenderá al fin su error el más lamentable.

Ese día nublado de madrugada extrema

comprenderá la ausencia de todos tus abrazos

los que dejo apartados en los márgenes hechos;

y de nuevo la esfera se retorcerá sola

que al paso del que escribe se escuchan los suspiros.

Se marchó y ya te alegras; ahora es cuando vives

la vida que mereces alejado de globos

inflados con la nada de su egoísmo airado;

que se aleje tan pronto se agrieta una hoja seca

y déjala volar y que se lleve las penas.

José Pómez

http://pomez.net

Querido amigo Benito ella no se marchó


Deja un comentario

Las ampollas incendiadas

Las ampollas incendiadas

no toleran los matices

y a veces son aprendices

colaborando en pintadas

de otras que están empezadas;

y finalizan en cueva

son la avellanada prueba

son suaves desde el principio

no salen en municipio

del que empezó con la breva.

 

José Pómez

http://pomez.net

ampollas

 


Deja un comentario

Yo voy a comprar un par de esqueletos

Yo voy a comprar un par de esqueletos

uno dorado y el otro de plata,

para ti y para mí en vez de corbata,

confío que los dos vengan completos,

y marquen con minutos los discretos

días acompañados de vapor;

Ya lo dijo Benito el director:

Si el primero es el maestro de honor

y el segundo auxiliar y servidor

solo falta encontrar a ese traidor.

 

 

 

José Pómez

http://pomez.net

Yo voy a comprar un par de esqueletos


Deja un comentario

En asuntos opuestos los desconsiderados

En asuntos opuestos los desconsiderados

a granel resultaron descorteses y planos

fueron una partícula intratada por partes

las dos vetas afirman similares virtudes

de octógono y palmera y abriendo los portillos.

 

Personas generosas unen con los fandangos

específicos aires contemplando escalera

concerniente a la vida concerniente a la vida

a ese conocimiento al ser insignificante

exactamente iguales que el opuesto acabado.

 

Y si consideramos la falta de respeto

como normal y libre no muy tarde estaremos

en las mismas de siempre como el río constante

y la orilla celeste desmandada y opuesta

sombreada en estilo pero idéntica en obra.

 

Los cuatro convocados comprenden rectas puras

y se alejan de nubes contenidas en muros

nadie las quiere abiertas se anegarían claros

objetos y virtudes la ignorancia imprudente

camparía los prados al ver el martinete.

 

José Pómez

http://pomez.net

En asuntos opuestos los desconsiderados